Dirección General de Policía de Tránsito Costa Rica Dirección General de Policía de Tránsito Costa Rica

 

 

 

 

PREGUNTAS FRECUENTES

 

 

 

 

 

LICENCIA DE CONDUCIR

 

 

 

Permiso formal otorgado por el Estado, que faculta a una persona para conducir un vehículo durante un período determinado y cuya validez está supeditada al acatamiento de las disposiciones de la presente Ley.

 

 

 

 

 

 

GENERALIDADES

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 76.- Los permisos temporales de aprendizaje o de licencias de conducir pueden ser cancelados, temporal o definitivamente, de conformidad con las leyes, por las autoridades competentes, en cuyo caso lo comunicarán a la Dirección General de Educación Vial para que ésta realice la correspondiente anotación en el Registro de Conductores.

 

ARTÍCULO 201.- Las autoridades de tránsito pueden retirar las licencias o los permisos de conducir y circular, que presenten alteración, que por uso indebido no cumplan con las características de diseño y confección originales, así como en los demás casos en que se tenga sospecha fundada de su legitimidad. Remitirá, el correspondiente informe al Ministerio Público para lo de su cargo.

 

 

 

 

 

SANCION DE MULTA

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 129.- Se impondrá una multa de veinte mil colones, sin perjuicio de las sanciones conexas, excepto lo dispuesto en el inciso g) del presente artículo:

 

a) Al que conduzca sin haber obtenido la licencia de conducir o el permiso

temporal de aprendizaje.

 

f) Al que conduzca con la licencia suspendida por las causales señaladas en los

artículos 133 y 134 de esta Ley.

 

ARTÍCULO 132.- Se impondrá una multa de dos mil colones, sin perjuicio de la imposición de sanciones conexas:

 

a) A quien conduzca un vehículo sin portar la respectiva licencia de conducir, cuando esté inscrito como conductor.

 

h) A quien conduzca un vehículo con la licencia de conducir vencida, según lo establecido en el artículo 70 de esta Ley

 

d)       Al conductor, con licencia extranjera, que circule por más de tres meses, sin obtener la licencia nacional, en contravención del artículo 74 de la presente Ley.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SANCION DE SUSPENSIÓN

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 133.- Se suspenderá la licencia de conducir, por seis meses, a los conductores que incurran en las siguientes faltas:

 

a) Que conduzcan temerariamente, de conformidad con lo establecido en el artículo 106 (ESTADO DE EBTRIEDAD O DROGADO) y en el inciso e) del artículo 129 de la presente Ley. (“PIQUES”)

 

b) Que evada el pago de las tasas de peaje, de conformidad con el artículo 214 y el inciso ñ) del artículo 130.

 

La suspensión será por un año, para los conductores que reincidan en cualquiera de las faltas anteriores en un lapso de dos años.

 

ARTÍCULO 134.- Se suspenderá la licencia de conducir, por tres meses, a los conductores que reincidan, en un lapso de dos años, en las siguientes faltas:

 

a) Que conduzcan en ESTADO DE PREEBRIEDAD, de conformidad con lo establecido en el inciso b) del artículo 107 y el inciso k) del artículo 130.

 

b) Que IRRESPETEN LA SEÑAL DE ALTO DE LA LUZ ROJA DE UN SEMÁFORO, de conformidad con el inciso a) del artículo 130.

 

c) Que REBASEN POR EL LADO DERECHO, de conformidad con lo estipulado en el inciso b) del artículo 130 de esta Ley.

 

d) Que VIOLEN LAS REGULACIONES PARA EL TRANSPORTE DE MATERIALES PELIGROSOS, de conformidad con el artículo 101 y el inciso d) del artículo 129.

 

e) Que IRRESPETEN LA PRIORIDAD DE LOS PEATONES, en los casos previstos en el inciso l) del artículo 132 de esta Ley.

 

El registro de reincidencia estará a cargo del Consejo de Seguridad Vial.

 

ARTÍCULO 153.- …

 

En el caso de la suspensión de la licencia, el conductor debe apersonarse, para entregar la licencia, a la Dirección de la Policía de Tránsito, en un plazo de ocho días hábiles a partir del recibo de la boleta respectiva. De no proceder así, la licencia le será decomisada por la autoridad de tránsito.

 

ARTÍCULO 135.- La resolución que imponga la suspensión le será notificada al interesado, en el lugar que señaló como su domicilio ante la Dirección General de Educación Vial y el afectado la puede apelar, ante la alcaldía de tránsito competente, dentro del plazo de los cinco días hábiles posteriores a su notificación. En tal caso, los efectos del acto se suspenden en espera de la resolución judicial, que puede confirmar, modificar o revocar la resolución administrativa.

 

En caso de que no haya disconformidad, el conductor debe apersonarse y entregar la licencia a la Dirección de Policía de Tránsito, en un plazo de ocho días hábiles, a partir de su notificación. De no proceder así, la licencia le será decomisada por la autoridad de tránsito.

 

ARTÍCULO 136.- Cuando una suspensión sea igual o mayor a un año, el interesado previamente a que su licencia le sea devuelta, debe aprobar un curso teórico para conductores negligentes, que impartirá la Dirección General de Educación Vial.

 

ARTÍCULO 137.- La suspensión de cualquier tipo de licencia para conducir, implica la inhabilitación para la conducción de todo tipo de vehículos, hasta tanto no se cumpla con el término de la suspensión.

 

 

Artículo 137 bis.—Sin perjuicio de las sanciones establecidas en la presente Ley para la conducción temeraria y de la posibilidad de retirar de la circulación los vehículos e inmovilizarlos, como medida cautelar de carácter excepcional, los inspectores de tránsito podrán retirarle o decomisarle administrativamente la licencia de conducir o el permiso temporal de aprendizaje, a quien conduzca en las circunstancias señaladas en el inciso a) del artículo 106 de la presente Ley(EBRIEDAD Y DROGADOS). Este documento será puesto a la orden de la autoridad judicial competente, mediante su envío dentro del día hábil siguiente.

 

El conductor podrá recuperarlo si se apersona ante dicha autoridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RETIRO DE LA CIRCULACIÓN DE LOS VEHÍCULOS

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 138.- Los oficiales de tránsito pueden retirar de la circulación los vehículos, ante las siguientes infracciones cometidas por sus conductores:

 

a) Haber causado lesiones de gravedad, la muerte de una o más personas o daños considerables a la propiedad de terceros.

 

b) No haber cancelado los derechos de circulación o el seguro obligatorio de vehículos automotores, que señala el artículo 38.

 

c) Conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas enervantes o conducir de forma temeraria, de acuerdo con lo establecido en el artículo 106.

 

Ch) Circular sin las placas reglamentarias, en el lugar designado para ellas o con otras que no correspondan al vehículo.

 

d) Conducir un vehículo sin haber obtenido la respectiva licencia de conductor o, en su defecto, sin el permiso temporal de aprendiz. En el caso de los conductores extranjeros, esta disposición se aplicará después de tres meses, sin haber obtenido la licencia en Costa Rica.

 

e) Circular en bicicleta por vías terrestres, en donde la velocidad permitida sea superior a ochenta kilómetros por hora.

 

f) Estacionar un vehículo de modo que obstruya el tránsito de los vehículos y de los peatones, si no está presente el conductor o si se niega a retirarlo de forma inmediata.

 

g) Estar inscrito en el Registro de Vehículos Automotores, a nombre de una persona física o jurídica inexistente.

 

h) Circular sin las luces reglamentarias.

 

ARTÍCULO 140.- El retiro de circulación de un vehículo procederá exclusivamente en los siguientes casos:

 

a) Cuando obstruya vías y aceras, se estacione frente a paradas de servicio público, rampas de minusválidos, hidrantes, salidas de emergencia, entradas a garajes y estacionamientos, siempre y cuando no esté presente su conductor.

 

b) Cuando las condiciones mecánicas le impidan circular y en cualquiera de las situaciones del inciso anterior, cuando el conductor se niegue a trasladarlo o si se encuentra físicamente incapacitado para conducir incluso en los estados a los que hace referencia el artículo 106, incisos a) y b) de la presente Ley o, cuando concurra alguna otra circunstancia razonable que le impida al conductor llevarlo hasta el lugar de detención.

 

 

 

 

 

INMOVILIZACIÓN DE LOS VEHÍCULOS

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 145.- En el caso de la inmovilización, la autoridad de tránsito se limitará a RETIRAR LAS PLACAS DE MATRÍCULA, las que solo serán devueltas por orden judicial.

 

ARTÍCULO 144.- Los oficiales de tránsito inmovilizarán los vehículos, ante las siguientes infracciones de sus conductores:

 

a) Irrespetar, por parte de los vehículos que transporten materiales peligrosos, lo dispuesto por el artículo 101 de esta Ley.

 

b) Circular en las vías públicas con un vehículo construido o adaptado para competencias de velocidad.

 

c) Producir ruido o emisiones de gases, humos o partículas contaminantes que excedan de los límites establecidos en los incisos a), b) y c) del artículo 34, los incisos a), b), c) y d) del artículo 35 y el artículo 121 de esta Ley.

 

d) Prestar el servicio de transporte público en cualquiera de sus modalidades, sin las respectivas autorizaciones, violando el numeral 1 del inciso a), o el numeral 1) del inciso b), ambos del artículo 97 y el artículo 112 de esta ley.”

 

 

 

 

 

DEVOLUCION DE VEHICULOS, PLACAS Y LICENCIAS

 

 

 

 

 

ARTÍCULO 148.- En el caso de las infracciones sancionadas con multa y en las que conlleven el retiro de la circulación del vehículo o su inmovilización, siempre que no se haya producido un accidente, el inspector de tránsito debe confeccionar una boleta de citación. En esta boleta se consignarán el nombre del supuesto infractor, su número de cédula, calidades y dirección; además de las sanciones que se le atribuyen y el monto de la multa.

 

En el caso de que existan testigos, se consignarán todos los datos relativos a éstos, quienes están obligados a suministrar la información que se les solicita.

La boleta tendrá impresa la advertencia al infractor, de las consecuencias legales que apareja la renuncia a comparecer ante la autoridad judicial y la falta de pago de las multas.

 

 

ARTÍCULO 154.- Si en la boleta se indica la inmovilización y  el retiro del vehículo de la circulación, por las causales previstas en los artículos 144 y 138, respectivamente, de esta Ley, se procederá de la siguiente manera:

 

a) Si ha habido retiro del vehículo de la circulación o su inmovilización, por incurrir en alguna de las causas previstas en los incisos b), ch) y g) del artículo 138 o c) del artículo 144, la autoridad judicial, antes de ordenar la devolución del vehículo o de sus placas, valorará si la causa que dio origen a la imposición de esa medida ha sido subsanada. De ser así, ordenará su devolución; en caso contrario, podrá disponer -en los casos estipulados en el artículo 138- el depósito judicial del vehículo, por un término prudencial, que no puede ser mayor de tres meses para que se ponga a derecho, con la advertencia de que ese vehículo no puede circular, so pena de seguirse causa por el delito previsto en el artículo 305 del Código Penal. De no subsanarse dicha causa, se dejará sin efecto el depósito judicial y el vehículo quedará sometido a lo dispuesto en el artículo 143 de esta Ley.

 

b) Si el retiro de la circulación se debe a la concurrencia de la causal contenida en el inciso a) del artículo 138, la autoridad competente ordenará la práctica de las diligencias que resulten necesarias para la investigación y dispondrá, de ser conveniente, el depósito judicial del vehículo, con las advertencias contenidas en el inciso anterior, para los efectos de lo dispuesto en el numeral 192 de esta Ley.

 

c) Si el retiro de la  circulación se debe a la concurrencia de las causales contenidas en los incisos c), d) y f) del artículo 138, el alcalde ordenará la devolución del vehículo al propietario o a la persona a quien éste autorice, siempre que no se encuentren bajo ninguna de esas circunstancias y se haya cancelado la multa impuesta o apelado el parte correspondiente.

 

ch) Si concurren las causales previstas en los incisos a) y b) del artículo 144, en el caso de que el infractor acepte los cargos y pague la multa, las placas les serán devueltas una vez que compruebe que la causa que dio origen a la sanción ha cesado; asimismo, si media apelación y los cargos son desvirtuados, de inmediato se ordenará la devolución de las placas. Sin embargo, las placas no se devolverán hasta tanto no se subsane la causa que dio origen a su decomiso.

 

ARTÍCULO 207.- Todo propietario o interesado debe cancelar  todas las obligaciones pendientes que, a la fecha, aparezcan a su nombre, como multas, gravámenes o anotaciones, establecidas en esta Ley; además de impuestos, seguro obligatorio de vehículos y derechos, para realizar las siguientes gestiones: inscripciones, reinscripciones, desinscripciones, inscripción de gravámenes prendarios, traspasos, cambio de las características básicas de los vehículos, extensión de permisos y concesiones, obtención del permiso temporal de aprendizaje, de licencias de conductor o renovación o duplicado de éstas, pago de impuestos, derechos, tasas, multas y cánones que procedan de acuerdo con lo dispuesto en esta Ley y en su Reglamento, pago de placas, renovación o duplicado de éstas, SOLICITUD DE DEVOLUCIÓN DE LICENCIAS DE CONDUCIR O DE PLACAS O VEHÍCULOS DETENIDOS POR LAS AUTORIDADES DE TRÁNSITO U OTRAS AUTORIDADES. Quedan igualmente obligados a tal cancelación, los propietarios de vehículos destinados al transporte público, cuando se trate de gestiones referentes a concesiones, permisos, exoneración de impuestos, trámites ante la Comisión Técnica de Transportes y otros.

 

 

 

 

 



Derechos Reservados
Dirección General Policía de Tránsito,
Costa Rica 2004